Pinkuylluna


Sobre el cerro Pinkuylluna o Tunupa destacan enormes construcciones de piedra, de 2 ó 3 pisos, que se presume fueron depósitos agrícolas, llamados colcas o miradores. También se aprecia una enorme piedra que se asemeja al rostro de un inca, vigilando Ollantaytambo.

Es considerado como el Wiracocha o Tunupa, protector de Ollantaytambo, que fue descrito como un personaje dotado de poderes más allá de nuestro juicio; además fue descrito antropomórficamente de tamaño alto, cabellera corta, con vestidos a la vieja usanza, representando al Willaq Uma o sumo sacerdote que mantenía la vitalidad cósmica hacia Wiracocha, con túnica y bonete de cuatro puntas.

Este icónico personaje fue representado en uno de los flancos rocosos de la colina del Pinkuylluna, localizada al frente de la Ciudadela de Ollantaytambo mediante un gigantesco perfil escultórico, en cuyos detalles se pueden reconocer cada una de las características iconográficas atribuidas a su investidura antropomorfa.

Pinkuylluna está ubicado al este del pueblo, esta ruta es empinada y toma entre treinta minutos a una hora dependiendo de su condición física, al llegar se podrá apreciar de espectaculares vistas de la ciudad de Ollantaytambo y las ruinas incas, su ingreso es completamente gratuito.